No son sueños, son metas.

Algún día terminaré los proyectos que tengo en mente y que tienen mucho potencial.

Algún día viajaré a otro país sin preocuparme en regresar por el trabajo, porque podré hacerlo desde donde me encuentre.Incluso podré invitar a familia y amigos.

Algún día nuestra empresa será próspera y podré dar trabajo a más personas.

Algún día terminaré de desarrollar el videojuego que inicié hace años y que dejé en pausa.

Algún día  pondré letra a las canciones que he hecho, las grabaré y editaré para que se escuchen bien, podría hacer la versión en vinilo.

Algún día recorreré parte del país en motocicleta.

Algún día me haré con una cabaña en la naturaleza, que será autosustentable.

Probablemente ya exista otra lista con cosas diferentes cuando ese día llegue, pero hasta entonces…

¿Sueños? Yo no tengo sueños, tengo metas.

-Harvey Specter